Categories
Categories

 

Cuando viajamos para conocer la naturaleza de lugares distintos al nuestro, siempre anhelamos que un habitante, de ese entorno nos indique una senda, un rincón perdido y lleno de belleza inalterada. Nosotros nos embarcamos en este proyecto de la mano de Sonia, una chica maravillosa y llena de vida que nos da la oportunidad de regentar su preciosa casa a los pies de las montañas.
Es nuestra intención, en esta casa, seros de utilidad para que encontréis vuestro pequeño paraíso y podáis desconectar de la vida urbanita y estresante, y así poder oxigenaros en este entrañable entorno. Permitiremos la estancia a vuestras mascotas y así podrán conocer al tercer miembro de nuestra familia, Kusky, un pastor alemán muy noble y bueno, siempre con ganas de jugar y pasarlo bien así que si le traéis amigos mejor que mejor.
También pretendemos tratar todo lo bien que podemos desde la cocina vuestro paladar. Los desayunos son buffet, tanto para dulces como salados, pero si preferís algo que no haya como unos huevos fritos o tortillas se os hacen en un momento con todo nuestro cariño. Tranquilos que con hambre no os quedaréis. Las cenas están elaboradas como antaño, con tiempo y cariño.

 

 

Cuando viajamos para conocer la naturaleza de lugares distintos al nuestro, siempre anhelamos que un habitante, de ese entorno nos indique una senda, un rincón perdido y lleno de belleza inalterada. Nosotros nos embarcamos en este proyecto de la mano de Sonia, una chica maravillosa y llena de vida que nos da la oportunidad de regentar su preciosa casa a los pies de las montañas.


Es nuestra intención, en esta casa, seros de utilidad para que encontréis vuestro pequeño paraíso y podáis desconectar de la vida urbanita y estresante, y así poder oxigenaros en este entrañable entorno. Permitiremos la estancia a vuestras mascotas y así podrán conocer al tercer miembro de nuestra familia, Kusky, un pastor alemán muy noble y bueno, siempre con ganas de jugar y pasarlo bien así que si le traéis amigos mejor que mejor. Aunque no olvidéis que no podreán quedarse solitos en la habitación, siempre deberán estar bajo la supervision de sus dueños.


También pretendemos tratar todo lo bien que podemos desde la cocina vuestro paladar. Los desayunos son abundantes, tanto para dulces como salados, cocinado con todo nuestro cariño y tranquilos que con hambre no os quedaréis. Las cenas están elaboradas como antaño, con tiempo y cariño. Os informo que al no ser restaurante no tenemos menú y se elabora un primero, un segundo y postre para todos los huespedes que cenéis en la casa..